¿Sabes reconocer el amor?

 el amor verdadero se caracteriza por ser “paciente, da paz y tranquilidad. Sabe esperar: disfruta de cada momento sabiendo que va construyendo su vida y sus ideales, su conciencia y su personalidad”.

“No quiere quedarse en las meras sensaciones, sino buscar la verdad que hay en ellas, su valor más profundo”, explican los autores de “Nuestros hijos… quieren querer”.

Al mismo tiempo, “se acomoda al ritmo natural de la maduración del amor no trata de reprimir las tendencias, sino dirigirlas y para eso se necesita aprendizaje y maduración personal”, según el punto de vista de los autores.

Para ellos, este amor “sabe que la libertad no está en hacer lo que me viene en gana, sino en saber gestionar las ganas para saber si conviene. No toma decisiones precipitadas y sin pensar en las repercusiones. Fomenta el autodominio y la autoestima: busca el bien para sí y para la otra persona”, añaden.